Muere Bob Proctor, filósofo inspiración a lo largo de los años

A medida que el mundo evoluciona rápidamente en términos de tecnología y su relación con las personas, los problemas que enfrentamos cada día se vuelven más complejos. Es por eso que incluso hacer cosas simples como ir a la escuela, hacer amigos o designar una carrera es más difícil hoy que nunca. En tiempos como estos, los oradores motivadores son un faro de esperanza y aliento para muchos.

Los blogueros, escritores y oradores de la industria motivacional han vacada una inmensa popularidad a lo espléndido de los primaveras y han rematado un asombroso número de seguidores gracias al amplio ámbito de Internet. Ya sea leyendo sus libros, escuchando sus podcasts o asistiendo a sus conferencias, aquellos interesados ​​en su trabajo encontrarán formas más fáciles de comunicarse con ellos.

Incluso antaño de las redes sociales, muchos oradores motivacionales se acercaron a nosotros de varias maneras. Cuando se tráfico de oradores influyentes, el nombre «Bob Proctor» se ha destacado durante mucho tiempo entre la multitud.

El conocido orador motivacional con un patrimonio neto de $ 20 millones además es patrón, asesor comercial y consejero, autor y hábil.

Durante más de 40 primaveras, ha estado asesorando a las personas sobre cómo elaborar estrategias con nuestras ideas para que podamos conducirse vidas satisfactorias y atractivas. Echemos un vistazo a sus comienzos, sus logros, su empresa y más.

Nació en Ontario (Canadá) el 4 de julio de 1934. Proctor es un desertor de la escuela secundaria que, a los 26 primaveras, está en el punto en el que está trabajando en varios trabajos ocasionales para ganar a fin de mes y se pregunta a dónde lo llevará la vida.

Fue entonces cuando su vida cambió de rumbo. Encontró un volumen llamado «Piense y hágase rico, Napoleón Hill». Era como si el volumen lo hubiera antagónico porque, como tantos otros antaño que él, las palabras del volumen lo habían inspirado y la motivación que necesitaba para sobresalir en la vida y ganar más allí. .

Fue entonces cuando Proctor comenzó su propia empresa, brindando servicios de desinterés a empresas, y pronto los ingresos anuales de la empresa pasaron de unos pocos miles de dólares a $175,000. Tiene operaciones en varias ciudades en torno a del mundo, incluyendo

Incluso trabajó con el autor y monitor de expansión personal Earl Nightingale en 1961. A posteriori de que comenzó a trabajar con Earl, su status social mejoró. Continuó ascendiendo de rango y pronto se convirtió en vicepresidente de negocios.

Aunque todavía estaba trabajando, Proctor sintió la aprieto de compartir sus pensamientos y comenzar a enseñar sobre el éxito y el potencial humano. Comenzó con talleres motivacionales secretos en los Estados Unidos y Canadá.