Muere escritora Suzanne Powell autora de (El Reset Colectivo)

El corazón de nuestra querida Suzanne ha dejado de pulsar esta mañana. Llegó su momento y se fue plenamente consciente y en paz, rodeada de sus seres más queridos en su casa de Madrid. Su hermosa alma ha partido a otro plano desde donde seguirá brindándonos, con la desprendimiento de siempre, el inclinación incondicional que repartió entre tantos miles de personas durante toda su vida.

Su inmenso representante permanecerá con nosotros a través de la enseñanza zen, del humor y la cabeza desplegados en sus entrevistas y ponencias, de las experiencias y educación personales compartidas en las páginas de sus 11 libros (el final, Detox – Cuerpo, mente y corazón, estará a la liquidación el próximo 22 de noviembre).

La Fundación Zen que ella creó y presidía cuenta con un gran equipo de colaboradores voluntarios que recogen ahora su refrendador y continuarán prestando servicio con inclinación a la humanidad, a través de actividades gratuitas como los resets y los cursos zen.

Todos echaremos de menos tu eterna gran sonrisa y el brillo travieso de tus luceros de pupila. Permanecerá con nosotros tu traqueteo y desde ella seguiremos trabajando más unidos que nunca con ilusión y confianza en un futuro mejor.

Continúa tu camino y sé muy oportuno de regreso a tu dulce hogar: Just do it!

El caso es que no existe una “acontecimientos oficial” de esta señora porque no proporcionó ninguna información sobre su vida en la sección “Acerca de mí” de su sitio web. La editorial que publicó su vademécum en España aportó muy poca información sobre Powell: nacida en Irlanda, residente en España, escritora y conferencista, protagonista de “maravilla”, cuando “correcto a un pronóstico médico desgraciado, decidió seguir a su propio corazón”. “. Obviamente, buscó el aura misteriosa para hacerla más atractiva.

Se presentó como una “terapeuta zen y psiquiatra filosófica”, sin importar lo que fuera. Suele sostener que le diagnosticaron cáncer renovador cuando tenía 20 abriles y, como otros personajes en este mundo de la psicoterapia de la nueva era, está seguro de que lo mejor que puede hacer es confiarse la medicina tradicional y seguir la terapia del budismo zen. .. Podría haberse curado. Por supuesto, esto nunca ha sido probado por referencias o documentos médicos.